Agoney González: del Juvenil C hasta el frustrado debut con el primer equipo

Repaso a la trayectoria del delantero dentro del Real Madrid, empezando por sus inicios en el Torneo Pipe hasta su última temporada en Real Madrid C

0
Agoney González Real Madrid C
Agoney González en su temporada con el Real Madrid C. Fotografía: realmadrid.com
-publicidad-

Primera parte: aquí.

Como se contuviera en el artículo anterior, Agoney González recaló en el Real Madrid gracias a Sixto Alfonso que logró una prueba para el madridista. Dicha prueba consistiría en disputar con el Cadete A el Torneo Pipe de Alcalá de Henares. Superó la misma y recaló en el equipo merengue: su primer equipo fue el Juvenil C de José Alfredo Fernández (conocido por todo el mundo como Pepe).

Un año espectacular en el que se convirtió en el máximo realizador de La Fábrica con 45 dianas (únicamente Cristiano Ronaldo anotó más goles en todo el Real Madrid). Su rendimiento fue tan espectacular como su adaptación a la casa. Tanto que llegó a debutar con la selección española sub-17 de la mano de Santi Denia.

 

El juvenil B de Fernando Morientes

Entre delanteros siempre hay sintonía, y no podía ser distinto entre Agoney y una estrella del gol como Fernando Morientes. El jugador canario definió como espectacular el año vivido a las ordenes de su entrenador. De hecho calificó este año, y el de Luis Miguel Ramis, como los dos mejores vividos en La Fábrica. Acordándose de los consejos que le daba el Moro, las historias que les contaba antes de los partidos… un auténtico lujo.

Ese año disputó el torneo de Qatar (Copa Al Kass) y fue una experiencia absolutamente increíble. No dejó a nadie indiferente con su fútbol y fue elegido mejor jugador del encuentro ante el Academy Aspire al anotar un doblete.

 

Juvenil a de Ramis: los partidos que más disfrutó

Tras Morientes llegó otro entrenador con el que tuvo gran sintonía: un técnico al que calificó como un 10 en lo futbolístico y un 10 como persona. No podía ser otro que Luis Miguel Ramis, uno de los formadores mejor valorado de los últimos años en La Fábrica. Agoney nos contó que aprendió muchísimo de él en el apartado táctico. Ramis trabaja de manera espectacular el día a día y le hacía llegar a los jugadores muy buenos informes de los jugadores rivales y sus debilidades. Debilidades que trabajan durante toda la semana.

Ese año el equipo estuvo muy cerca de lograr el triplete juvenil que hasta esta temporada nadie había conseguido en Valdebebas. Ganaron la fase regular y el división de honor, pero perdieron ante el Sevilla la final de la Copa del Rey Juvenil en una fatídica tanda de penaltis. También estuvieron muy cerca de alzarse con la UEFA Youth League, pero el Benfica les apeó en las semifinales en Nyon. El Real Madrid jugó con nueve jugadores gran parte del encuentro y aún así supo plantar cara.

Preguntado el jugador grancanario por esta época, nos cuenta que aunque disfrutó enormemente cada partido disputado, se queda un escalón por encima con los encuentros de esta temporada. Destacando especialmente el encuentro de Copa de Campeones con el Racing de Santander, los cuartos de final ante el París Saint Germain en la competición continental, y por último, el encuentro ante el Atlético de Madrid en el Cerro del Espino en que se proclamaron campeones.

 

Su gol para el recuerdo fue ante el Tenerife

Le vino a Agoney enseguida a la mente una anécdota muy curiosa. Ese año, mientras disputaba con su equipo la Copa del Rey Juvenil se enfrentó el Real Madrid al Tenerife. Ramis le dijo durante la semana que saldría de titular, algo que hacía mucha ilusión al delantero por múltiples razones: la primera que conocía a muchos de los rivales de su etapa anterior en Canarias, y segunda, porque entre Grancanarios y Tinerfeños existe mucha rivalidad. Sin embargo, en el último momento Ramis cambió de idea y le situó en el banquillo.

Esta situación no sentó bien a Agoney que en cuanto salió al campo dio una asistencia a Marcos Legaz y anotó un tanto magistral de tacón. No celebró el gol como para reivindicar que debía haber partido de inicio. Ramis desde la banda entendió la situación y le hizo mucha gracia. Agoney aún así evitó mirarle de frente.

 

El real Madrid c y su frustrado debut con el primer equipo

Terminada su etapa como juvenil, la siguiente temporada ascendió al Real Madrid C con José Aurelio Gay. Un año muy duro para Agoney pues tuvo una primera lesión en el bíceps femoral que fue un duro revés para él, y más en las circunstancias en que se produjo: durante la semana en que se lesionara había entrenado con el primer equipo y estaba previsto con la primera plantilla en el partido de dieciseisavos de Copa del Rey ante el Cornellá. Ese viernes bajó a su equipo y llegó la lesión: se quedó sin debut.

Tras la lesión las cosas se complicaron para Agoney, entró en una época de cierto bajón, ganó peso y una vez recuperado le costó coger la forma ideal. Una vez adquirida, y cuando parecían volver a ir las cosas bien, volvió a lesionarse de nuevo del bíceps femoral. Esta vez de la otra pierna. Un año muy duro para él en que terminó su etapa en el Real Madrid, al optar por salir dirección a Dortmund, a pesar de que tenía contrato y estaba prevista su subida al Castilla.

Compartir
De profesión abogado, sin nada que ver con el periodismo deportivo más allá del ejemplo y las enseñanzas de mi abuelo. Sin embargo, mi devoción por el fútbol base, y mi pasión por el Real Madrid me han traído hasta aquí para informar sobre La Fábrica y ayudar a conocer a los jugadores que la componen, uno de los mayores activos de este gran equipo. Esta será mi quinta temporada colaborando con este medio y espero seguir mostrando la misma ilusión que en las anteriores. Y en la medida de lo posible, seguir colaborando con Real Madrid TV siempre que así se me solicite. Como es lógico, no me responsabilizo de aquello que no escribo. Colaboro con este medio pero no pertenezco ni dirijo el mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here