258 minutos sin marcar en Liga lejos del Bernabéu

El Madrid baja drásticamente su promedio rematador fuera de casa respeto al ratio de remates de la temporada pasada. Apenas llega a los diez por partido, el año pasado remataba 20,32 veces

0
-publicidad-

Un gol en los tres últimos partidos fuera de casa. Esos son los números del Real Madrid en Liga desde que el Girona se llevara por delante a los blancos el pasado 29 de octubre. Incluso un poco peor: marcó Isco en Montilivi a los 12′ y, desde entonces, acumula 258 minutos sin marcar lejos del Bernabéu: los 78 minutos que le quedaban a ese partido más los dos 0-0 de los encuentros del Wanda y del Metropolitano.

Se puede ver la botella medio vacía, pues. El Real Madrid, desde ese gol ante el Girona en su primer remate ante los catalanes, ha enganchado 30 disparos más en esos 258 minutos. 10 por partido de media, sin ser capaz de atinar con la portería contraria. Para lo que ha venido siendo el juego del Real Madrid, rondando y superando con relativa facilidad los veinte disparos por partidos (el año pasado promedió 20,36 disparos por partido, 8 de los cuales iban a puerta), el dato denota que no sólo hay falta de puntería, sino una terrible falta de fútbol. En el Metropolitano, donde el Real Madrid sólo chutó 6 veces (ante el Athletic lo hizo en 14 ocasiones), quedaron expuestas todas esas limitaciones.

Pero también se puede ver la botella medio llena. El Real Madrid encadena dos partidos consecutivos fuera de casa sin encajar goles. Casilla en el Wanda y Keylor en San Mamés dejaron sus respectivas porterías a cero, y casi sin sufrir; entre ambos sobrevivieron a doce disparos de los rivales.

Compartir

Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.