JUV A – CHE: Vitamina Valdebebas

0
-publicidad-

En el Di Stéfano. En Valdebebas. Al abrigo de su público, siempre escaso en la Youth League pero fiel y entusiasta. Rodeado de todos los chavales de los equipos de cantera, de los futbolistas que viven en la residencia de la Ciudad Real Madrid, de padres, hermanos, amigos y novietas. El Juvenil A del Real Madrid se inyecta, por fin, Vitamina Valdebebas en su lucha por llegar a la Final Four de la UYL. A las 16:00 (BeIn Sports) le espera el Chelsea, bicampeón del torneo, un equipazo armado por Joe Edwards con perlas que van desde Costa de Marfil a Holanda. El premio, enfrentarse al Oporto en Nyon, semifinales del torneo. Quien pierda llorará desconsoladamente sobre el césped. Son niños y se están formando, pero perder no le gusta a nadie.

Es el mejor partido posible en la UYL. Un equipo dos veces campeón en cuatro ediciones de la Copa de Europa Juvenil, el Chelsea (que encima sólo participó en tres), contra otro que ha llegado tres veces a semifinales, pero que nunca alcanzó el último partido: el Juvenil A del Real Madrid. Los de Guti, un equipo tremendo al que le costó encontrar sociedades ofensivas y creció a partir de su fortaleza atrás, por fin vuelven a Valdebebas, tras haber tenido que eliminar al Krasnodar y al Bayern a domicilio en octavos y cuartos, que en este torneo las eliminatorias son a partido único, como esta semifinal.

Desde que comenzara esta competición, en la temporada 2013-2014, el Juvenil A del Real Madrid ha disputado 19 partidos en el Di Stéfano, 15 victorias y sólo una derrota, ante el Borussia Dortmund (1-3) en la última jornada de la fase de grupos de la campaña pasada. Aunque con uno de los dos empates que vivió, un 1-1 ante el Oporto en 2015, cayó eliminado durante la tanda de penaltis en octavos de final del torneo. A sus 60 goles a favor y sólo 17 en contra en Valdebebas se abraza el equipo de Guti.

No va a ser fácil. Al Juvenil le falta su gran capitán, Gorka Zabarte, y el central Dela, expulsado en Múnich: dos bajas más que sensibles para el entramado defensivo de los blancos. Pero está Martín Calderón, que atraviesa un momento de forma sencillamente espectacular. Y Gelabert, Baeza, López, Alberto, Chust, Moha… Es un equipazo, con los notables refuerzos del Castilla Dani Gómez, Álex y Óscar. Pero ojo, que el Chelsea también lo es. La hora del partido, en día laborable, es infernal para estos chicos, que merecen mucha más atención de la que se le presta. Pero si pueden, no se pierdan el partido. Hay que empujarles para que lleguen a Nyon. Les queda un pasito que se llama Chelsea…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here